Rechaza disculpa madre del niño que sufrió bullying en Chiapas.


"Se les advirtió diferentes veces e hicieron poco caso a las denuncias, nos juzgaban y se burlaban, no vamos a aceptar las disculpas y que pague quien tenga que pagar."


Chiapas/23/05/2017: Víctima de bullying por parte de sus maestros, directivos y comunidad estudiantil, una madre y su hijo que denunciaron el caso ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) no aceptaron la “disculpa pública” realizada hoy porque no cumplía con las términos que ellos esperaban.

El acto protocolario realizado en un pequeño salón de la Subsecretaría de Educación Federalizada (SEF) reunió funcionarios de la CEDH y prensa, así como a maestros y directivos, quienes agraviaron en 2013 al niño de entonces nueve años.



En ese año, la señora Martha Esther Rodríguez Rodríguez acudió al ombudsman estatal para interponer una queja en contra de los profesores y directivos Teresa de Jesús Ordoñez Morales, Esther Raymundo Córdova y Alejandro Salazar Trinidad, todos de la escuela primaria federal “Emiliano Zapata Salazar” de Chicoasén.


La madre de familia argumentó que esos docentes cometieron acciones de discriminación y hostigamiento en contra de su hijo Knight Antonio Martínez Rodríguez.



Además, permitieron que su hijo de nueve años que cursaba el cuarto año de primaria fuera agredido por otros niños de la misma escuela, sin que nada ni nadie lo impidieran. Estos abusos en contra del pequeño duraron varios meses y le ocasionó afectaciones psicológicas al menor de edad.

Los maestros y alumnos se burlaban del pequeño por un problema de lenguaje que le impedía expresarse bien. Víctima del bullying, el pequeño lloraba y se resistía a ir a la escuela por los actos de escarnio.

La madre al reclamar fue encarada por los propios docentes, quienes incluso pidieron ayuda de otros padres de familia, donde al final de cuentas los agraviados fueron expuestos como una familia “conflictiva”.

La madre acudió a la CEDH, donde se abrió la queja CEDH/1778/2013; al enterarse los docentes, arremetieron contra ella y su hijo, de tal manera que propiciaron la publicación de una nota periodística en el que se exhibió al menor y se le acusó de haber llegado con una pistola a la escuela para amenazar a los maestros y sus compañeros de la escuela.

Algo que nunca pudieron comprobar, dijo la madre, ya que “sólo fue una nota calumniosa para pretender desacreditar nuestra queja ante la CEDH”.

El ombudsman encontró violaciones al derecho al trato digno, derecho a la no discriminación, derecho a la educación y derecho de los menores a que se proteja su integridad física y psicológica.

Tras varios meses de investigación, de escuchar a las partes y pretender buscar un acuerdo armonioso, la Comisión, a través de la directora de Seguimiento de Recomendaciones, Catalina Torreblanca García, acordaron realizar el acto de disculpa pública.

Pero luego que el profesor Alejandro Salazar Trinidad diera lectura a un escueto documento y observar cómo guardaban silencio las otras dos maestras señaladas, la madre se molestó y se retiró de la mesa.

La mujer dijo que no firmaría el acuerdo de “disculpa pública” porque quería escuchar a los docentes ofrecer de propia voz una disculpa a su hijo más que a ella. Y que se comprometieran a que no lo volverían a hacer con ningún otro pequeño.

“Ni siquiera pido reparación de daño por la vía económica, lo único que pido es que pidan perdón, que reconozcan públicamente que sí son responsables del daño que le ocasionaron a mi hijo, sin embargo, sólo se limitaron a leer un documento vacío o hueco, pero nada dijeron de reconocer su error. Así no doy por aceptada la disculpa”, atajó la madre del pequeño, quien ahora estudia la secundaria en San Fernando, un municipio vecino de Chicoasén.

Fuente: PROCESO.
Compártelo

Anonymous Legión Latinoamérica

¿USTED QUÉ OPINA?:

0 Número de comentarios, agrega el tuyo.