La falta de regulación de en este sector se ha convertido en un problema de salud en el país.



En México, uno de los principales productos de consumo alimenticio es la carne; ya sea de pollo, cerdo o res, es un insumo elemental en la dieta mexicana. Sin embargo, una gran cantidad de la carne que se consume en el país proviene de rastros clandestinos que no cumplen con las normas de calidad. Esto de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Establecimientos TIF (ANETIF).



Un estudio de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), encontró que 65% de las infecciones intestinales son generadas por consumir alimentos, de los cuales, 25% provienen del consumo de carne en mal estado.



No sólo las enfermedades gástricas son un factor de riesgo; muchas veces son detectados cantidades de Clembuterol que duplican lo permitido. Los datos vienen de un proyecto de investigación de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) que se enfocó en los famosos “rastros”.


Los riesgos sanitarios no es lo único que preocupa en los mataderos mexicanos. Mercy For Animals, denunció los métodos empleados en los mataderos mexicanos; los cuales son considerados inadecuados e incluso inhumanos.


Fuente: Adn40
Compártelo

Yeiguer

¿USTED QUÉ OPINA?:

0 Número de comentarios, agrega el tuyo.